Una picada cortafuego protegerá la obra del Hospital Central “Dr. Ramón Carrillo”

Prevenir los posibles siniestros es un acierto del Gobierno provincial. Las picadas cortafuego que rodean los edificios públicos incrementan la seguridad de estos espacios.

Durante estos días, se delinea un anillo perimetral para que funcione deteniendo cualquier fuego que pudiera intentar acercarse al establecimiento. Además, realizan la limpieza, entre la obra y la picada, para liberar la zona de malezas.

El director de Vialidad provincial, Jorge García Quiroga, junto al jefe de Programa San Luis Solidario, Damián Gómez, delinearon la traza de la picada. Los trabajos comenzaron en el sector este del hospital, en dirección norte-sur. La picada comenzará teniendo un ancho de 30 metros en sus inicios, y un recorrido total de 1.600 metros lineales.

“La política de Gobierno es replicar estos trabajos en diferentes edificios públicos. Realizamos ya estas tareas en el predio de la Universidad de La Punta, el Data Center, el Cabildo, la Casa de Tucumán, la Maternidad “Dra. Teresita Baigorria” y en diferentes lugares donde se hacen necesarias estas tareas para que no lamentemos incidentes futuros”, indicó Quiroga.

Nota y fotos: Ministerio de Obras Públicas e Infraestructura.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: