El módulo “Conocer para ser” propone un recorrido por la historia puntana

La iniciativa de Intercolegiales Culturales, en esta ocasión, aborda el legado y el significado del Estandarte de Dragones de Chile.

La jefa del Subprograma Intercolegiales, Lis Contreras, explicó que el ciclo 2021 de Intercolegiales Culturales “Puntanidad creadora” abre en esta edición la posibilidad a toda la comunidad de explorar la identidad y el patrimonio cultural sanluiseño, invitando a la creación artística, sustentada por variadas herramientas de diversas disciplinas del arte, e incorporando este año la propuesta de realizar un trabajo histórico como base de estas producciones.

El módulo dos “Conocer para ser”

Contreras detalló que este módulo tiene por objetivo que los grupos participantes comiencen a esbozar cuál será el tema de su audiovisual final. Para ello, se alienta al estudio de fuentes históricas, como objetos, entrevistas, fotografías, pinturas, documentos escritos, entre otros. En este sentido, se acompaña a los docentes proporcionándoles sustento bibliográfico con explicaciones sencillas y prácticas sobre cómo analizar la fuente elegida, de acuerdo con el método historiográfico.

También, en este espacio, las profesoras Silvina Lenkic y Laura López coordinan la disciplina artes visuales, con propuestas artísticas desde la heráldica y la vexilología.

La funcionaria dijo que el equipo se encuentra en constante comunicación para realizar intercambios y asesoramiento con todos los participantes.

Estandarte de Dragones

Es un símbolo de un proceso mucho más profundo y complejo relacionado al plan de emancipación americana concebido por el Libertador José de San Martín.

En este plan, San Luis cumplió varias funciones, como fue la provisión de alimentos, telas, municiones, animales, y sobre todo, hombres. Toda la población se puso en pie de guerra, colaborando con sus bienes, dinero y vidas para formar y mantener al Ejército de los Andes.

A fin de vencer a los realistas, San Martín dividió su ejército en columnas, y avanzó a través de la Cordillera de los Andes hacia Chile, logrando sorprender al enemigo.

En este contexto, la importancia de la Batalla de Chacabuco fue decisiva, ya que constituye el primer gran triunfo del Ejército Libertador en la América meridional.

San Martín y Juan Martín de Pueyrredón deciden otorgar una pieza del botín de guerra incautado a nuestra provincia, como agradecimiento hacia el pueblo puntano, y en celebración por su primera gran victoria.

¿Cómo llegó a San Luis?

El estandarte llegó por primera vez a San Luis en 1817, por lo cual se realizaron grandes homenajes y discursos, principalmente del entonces teniente gobernador, Vicente Dupuy, quien arengó a los vecinos y los felicitó por tan grande victoria.

Posteriormente, el estandarte fue trasladado al Museo Histórico Nacional, siendo repatriado a nuestra tierra en 1991, en el contexto de la inauguración del Monumento al Pueblo Puntano de la Independencia.

En este video, la historiadora Melody Vera sintetiza esta historia de tan valiosa pieza patrimonial, como lo es el Estandarte de Dragones del Reino:

Nota y foto: Prensa Programa Cultura.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: