San Luis prohibió la venta en farmacias de test rápidos para detectar COVID-19

La resolución del Ministerio de Salud fue firmada este miércoles y ya fue publicada en el Boletín Oficial. Establece que su uso es exclusivo de profesionales y laboratorios.
La decisión de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) de aprobar la venta en farmacias de un test que detecta el coronavirus no prosperó. Este miércoles, el Gobierno puntano, a través de una resolución del Ministerio de Salud, resolvió prohibir la venta en locales de la provincia bajo el argumento de que ese tipo de pruebas “son de uso profesional exclusivo y excluyente, y deben realizarse en Laboratorios de Análisis Clínicos habilitados por la autoridad de aplicación”.

La ministra de Salud, Silvia Sosa Araujo, le confirmó la noticia a El Diario. Luego, el Boletín Oficial local formalizó la medida en la publicación de este viernes

Las autoridades sanitarias locales hicieron referencia a recomendaciones que la propia Anmat dio en julio de 2020, y que versa que “esta Administración Nacional recuerda que las pruebas para COVID-19 que tienen como objetivo detectar el virus SARS-CoV-2 causante de esa enfermedad “(test moleculares o de antígenos) o la respuesta inmune a la exposición al virus (test serológicos y test rápidos serológicos), son considerados productos médicos para diagnóstico de uso in vitro y deben estar debidamente autorizados y utilizarse en las condiciones adecuadas para obtener un correcto resultado. Es preciso mencionar que todos los test para COVID-19 que se encuentran actualmente disponibles son de uso profesional exclusivo y deben realizarse en condiciones e instalaciones adecuadas, por ello son de venta exclusiva a laboratorios de análisis clínicos».

Sosa Araujo mencionó que realizar la prueba por fuera de esas condiciones específicas podría llevar a resultados poco fiables, falsos o a pruebas adulteradas. Y remarcó que San Luis lleva adelante una fuerte campaña de detección gratuita a la que todos pueden acceder.

Este miércoles, el mismo día en que fue firmada la resolución puntana, el gobierno bonaerense comunicó que tomaba la misma medida amparándose en argumentos casi idénticos.

A mediados de abril, Ricardo Barañano, presidente de la Cámara de Farmacias de San Luis, ya había expresado su desacuerdo con la venta libre del test. “Mis opiniones son particulares, mas allá de que la compartimos con muchos de nuestros colegas: no estoy de acuerdo con la venta del test rápido y aclaro que tiene algunos inconvenientes”, dijo en una entrevista con Lafinur FM Rdio.

“Fundamentalmente es un test que lo tiene que aplicar una persona que esté preparada para eso. Uno no sabe realmente si la persona que lo compra va a recurrir a un bioquímico, y esto puede llegar a desordenar todo el control que está haciendo el Estado sobre la enfermedad”. Otra “de las cuestiones es que si el test no se realiza correctamente puede dar negativo en una persona que tiene el virus”, y otra cosa: “si una persona se lleva el test a su casa y se saca una muestra, esa es una muestra biológica”, un residuo patológico como selo conoce, con el peligro de que ese desecho vaya a parar a los residuos domiciliarios, cuando en realidad es un material que debe ser sometido a un tratamiento y destrucción específica.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: