En un acto lleno de emociones, el Gobierno provincial entregó más contratos de readjudicación de viviendas y escrituras

La ceremonia fue este miércoles en el Salón de la Puntanidad, donde 16 familias recibieron con satisfacción los contratos de reajudicación de viviendas y otras 24 escrituras. “Es importante trabajar de manera coordinada porque todo se soluciona más fácil si trabajamos hermanados”, expresó Alberto Rodríguez Saá. El Gobierno provincial, en lo que va de la semana, entregó 120 documentos sin costo alguno.

Con el dique Chico como postal, este miércoles significó un antes y después para las familias beneficiadas que enmarcarán esta cálida tarde. Pudieron regularizar sus situaciones sin costo. Ahora se abren nuevas puertas y proyectos.

“Esto es un esfuerzo enorme, una militancia, un cariño y amor por San Luis”, destacó el primer mandatario provincial, Alberto Rodríguez Saá, durante el acto realizado en el Salón de la Puntanidad a las 17:00. Asistieron además el secretario de Viviendas, Guillermo Alaniz; el intendente de la ciudad de San Luis, Sergio Tamayo; el escribano de Gobierno, Mario Estévez; y del Programa Vivienda e Interior, Marta Moreira.

“Nuestros planes de vivienda funcionan porque la mirada siempre está puesta en el pleno empleo. Si el ocupante de la vivienda tiene trabajo, la mantiene, cuida o amplía. En cambio, al que está desempleado se le cae, por eso es muy importante que trabajemos hermanados entre puntanos”, agregó el gobernador, quien además recordó que los temas prioritarios de su gestión son el caso Guadalupe, la campaña de vacunación (que ya comenzó con mayores de 18 años) y la reactivación económica.

“Esto nos da felicidad, seguridad y tranquilidad. La escritura mejora la calidad de vida porque la vivienda puede entrar en el comercio, deja de ser una vivienda social y pasa a pertenecer a la propiedad privada”, indicó Rodríguez Saá, y resaltó el trabajo de la Secretaría de Vivienda y de la Escribanía de Gobierno en cada trámite.

Ramón Pérez vive hace 25 años en el barrio Perón. “Esto significa muchísimo, quiero llorar de alegría. Lo esperaba mucho. Tengo siete hijos y ahora somos más de treinta en la familia”, expresó.

María Quevedo vive en el barrio AMEP. “No lo esperaba, me avisaron ayer y fue una gran alegría. Mis hijos están muy contentos”, compartió.

Laura Villegas tramitó el cambio de titularidad en su vivienda. “Costó un poco por la cuarentena, pero hemos llegado. Estamos muy felices”, dijo.

“Nosotros decimos que con el tema de los contratos se cierra el ciclo del abrazo social, que comienza con la adjudicación, continúa con la obligación del adjudicatario, por ejemplo, en el pago de las cuotas y cierra con la entrega de la escrituración de manera gratuita, no existe otro Estado provincial que tenga este recorrido para una vivienda social”, indicó el secretario de Viviendas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: