Desarrollo puntano permite detectar más rápido la variante delta de coronavirus

Es una metodología específica para detectar la variante del virus que causa preocupación en todo el mundo.
Un grupo de investigadores puntanos desarrolló un sistema para distinguir la variante delta de las otras. Para lograrlo, diseñaron diferentes reacciones PCR. “La PCR amplifica y copia un pedacito del genoma del coronavirus y con esta metodología se dirige esa reacción a una sección específica de una muestra positiva que difiere entre las variantes y se detecta la delta”, aseguró Maximiliano Juri Ayub, doctor en Biología Molecular e investigador del Conicet.

La vigilancia de variantes se realiza por secuenciación del genoma del coronavirus y es una técnica cara y que demora. Además las muestras deben ser remitidas al Instituto Malbrán o al Consorcio País (junto a las muestras de todas las provincias). “Es muy costoso conocer la secuencia de letras del genoma de un virus (bases genéticas indicadas con cuatro letras) por medio de una técnica que permite detectar las variantes conocidas y las nuevas”, explicó Juri Ayub.

En cambio, la técnica PCR permite amplificar un pedacito de la enorme lista de letras contra una región específica del genoma y así detectar el coronavirus. Los científicos utilizaron esa metodología para detectar “variaciones específicas del coronavirus, puntualmente la variante delta”, indicó el científico.

Los investigadores puntanos adaptaron el sistema para que reconozca solamente las de esta variante que causa preocupación. Fue elegida por su transmisibilidad y porcentaje de hospitalización en personas que no han sido vacunadas. Aún no circula en San Luis. “La reacción PCR es más rápida y de esa forma podríamos detectar la variante delta más rápido”, dijo.

Así buscan acelerar la detección del ingreso de la variante o su circulación. “Evitamos el cuello de botella de enviar las muestras, porque el Laboratorio de Salud Pública nos da positivas de coronavirus y así ahorramos el tiempo de logística”, explicó el biólogo.

Los tiempos que se ahorran son los de la secuenciación y de la logística. Si bien este sistema no se reemplaza, el enfoque en la variante delta permite analizar más muestras en poco tiempo. “Buscamos todas las semanas cien muestras en el Laboratorio de Salud Pública y las analizamos en la universidad, que es lo mismo que hacen el Malbrán y el Consorcio País, pero más rápido”, explicó el científico.

El control de la efectividad de la metodología lo realizaron entre pares de otras universidades del país. “Es un trabajo en red con colegas de todo el país”, dijo Juri Ayub. Y agregó: “Viajamos a Córdoba a buscar un pedacito de genoma de la variante delta que nos compartieron unos colegas de allá”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: