Con exhibiciones y en familia, la Escuela Provincial de Equinoterapia “Terrazas del Portezuelo” cierra su año

Desde este lunes y hasta el viernes, alrededor de 90 jinetes y amazonas comparten sus destrezas ecuestres en un espacio público, inclusivo y de calidad.  

“Queremos destacar el apoyo constante del Gobierno provincial a este espacio que es gratuito y de calidad porque tenemos un equipo interdisciplinario, entre Villa Mercedes y San Luis, con más de treinta profesionales”, expresó este lunes Candelaria Molina, coordinadora de la Escuela Provincial de Equinoterapia “Terrazas del Portezuelo.

En cada exhibición el predio abre sus puertas desde las 18:00. Las familias asisten con pancartas y cotillón para alentar a sus jinetes y amazonas que, tras superar una serie de obstáculos, se funden en un abrazo con sus caballos, para luego recibir una cálida devolución del jurado.

Con respecto a la metodología de trabajo aplicada por el Centro, Molina explicó que “se trabaja mucho observando a cada persona. El equipo se toma aproximadamente treinta días para establecer un plan de trabajo personalizado. Lo primero que se busca es una aproximación a la tríada, es decir al caballo, al jinete y al profesor”, explicó Molina.

“Intentamos transmitir los valores del amor, la empatía, la responsabilidad, el cuidado en cada sesión. Trabajamos con caballos y también hay que mimarlos, alimentarlos, limpiar su hábitat y hasta le dedicamos tiempo para la recreación, ya que el animal tiene que estar sano mentalmente”, agregó.

En relación a las inscripciones para el 2022, informó que se realizarán el 1 de febrero y comenzarán a las 8:30.

 

“Arrancamos en pandemia pero pudimos ir sumando durante los últimos meses muchos jinetes y amazonas y creemos que el próximo año será un gran desafío seguir recibiendo a más, así que estamos muy contentos”, dijo Ornella Mascia, también coordinadora de esta escuela que impulsa el método que surgió luego de la Primera Guerra Mundial, cuando se comprobó que algunos soldados con secuelas, lograban recuperarse gracias a la actividad equina.

“Mi hijo Francisco de siete años empezó después de las vacaciones de invierno, estoy muy feliz por esta experiencia, los profes son maravillosos”, expresó su mamá en las tribunas.

“Eric ya viene hace tres años a la escuela. Desde que empezó acá ha aprendido mucho de equilibrio y ha salido del estrés”, compartió Érica, la madre del jinete que abrió la exhibición.

“Estoy muy agradecida a la escuela, mi hijo Mateo ha progresado un montón, hace un año que viene acá”, compartió su mamá Mónica, emocionada.

El evento se replicará la semana próxima en La Pedrera. Este año, la Escuela Provincial de Equinoterapia “Terrazas del Portezuelo” celebra su décimo aniversario.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: