El nene asesinado en La Pampa tenía signos de abuso

La autopsia realizada en el cuerpo del pequeño Lucio reveló que también fue pateado y golpeado en formas diversas. La madre y su pareja no declararon.
El cuerpo de Lucio Dupuy, el nene de cinco años que fue asesinado en La Pampa, presentaba signos de que fue atacado a golpes, que incluyeron patadas, además de ser quemado y abusado sexualmente.

Así lo indica la autopsia en su cuerpo, que refiere a las lesiones son de reciente y vieja data. Además, se confirmó que la muerte del chico se produjo entre las 20:30 y 21:30 del pasado viernes.

Además, el chico sufrió mordeduras, quemaduras y un fuerte golpe, en la zona comprendida entre la cadera, un glúteo y una pierna, que podría ser explicada como una patada.

Las pruebas recolectadas en el pequeño podrían agravar la situación de la madre del chico, Magdalena Espósito Valenti, de 24 años, y su pareja, Abigaíl Pérez, de 27.

No obstante, en la Justicia de la ciudad de Santa Rosa trabajaban para determinar la responsabilidad de cada una de las mujeres en la muerte del chico, que se habría producido a causa de hemorragias internas.

La autopsia estuvo a cargo del médico forense Juan Carlos Toulouse que les entregó el resultado a los fiscales Walter Martos, Marcos Sacco y Verónica Ferraro, encargados de investigar el infanticidio.
Este lunes el fiscal Martos se dirigió a la casa de Santa Rosa en la que vivía la pareja con en el niño y encabezó un allanamiento en el que se secuestraron varios elementos de prueba.

En tanto, el instructor Sacco viajó a la ciudad de General Pico para reunirse con la familia paterna del niño.
En la primera audiencia, las detenidas, que fueron trasladadas para resguardar su seguridad ante el descontento social que despertó el hecho a la vecina provincia de San Luis, se negaron a declarar.

“Temí por mi vida”, dijo A.G. La joven de 21 años pasó cinco días privada de la libertad junto a sus hijos, de 2 y 3 años. Su expareja, Alan Reta, es quien la mantuvo secuestrada junto a los chicos que tienen en común desde el pasado 17 de noviembre, cuando salió de realizar un trámite en el Hospital del Norte, de la capital. “Se me apareció de atrás y en todo momento me amenazó con un arma. Me obligó a ir hasta su casa, que queda a unas tres cuadras, y ahí empezó la tortura. Golpes y ensañamiento que incluso fueron presenciados por los nenes. También me rompió el celular, por lo que quedé incomunicada con mi familia”, le contó la víctima a El Diario.

Promotoras territoriales en Prevención de Violencia de Género de la Corriente Clasista y Combativa (CCC) se reunieron ayer a la mañana frente al Poder Judicial para apoyar a A.G. Reta está detenido por “Violencia de género, abuso y privación ilegítima de la libertad”. Se espera que hoy Marcos Flores Leyes, el juez que subroga en el Juzgado Penal 3, resuelva su situación procesal.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: