“Lo que más me gusta de mi trabajo es que llega un turista y se va un amigo que promete volver”

Esta fue una de las reflexiones de Sandra Aranda, en este 21 de febrero que se conmemora internacionalmente el Día del Guía de Turismo, una profesión de gran importancia para promover el potencial de cada destino. “Ver cómo la gente se va contenta y amando nuestros lugares es la mejor sensación”, completó Jorge López, colega de Sandra.

Los guías de Turismo ofrecen orientación e información a turistas y visitantes acerca de la cultura, historia, gastronomía y sitios turísticos de cualquier rincón del planeta. Con su labor contribuyen a impulsar el turismo, siendo una importante actividad económica de las ciudades. Este día se celebra desde 1990. La fecha elegida para conmemorar esta efeméride coincide con el día en que se creó la Federación Mundial de Guías Profesionales de Turismo.

Sandra Aranda, guía profesional, integrante de la Asociación de Guías de Turismo de la provincia (AguiTur), contó que tuvo “la posibilidad extraordinaria de estudiar en la Universidad de La Punta, ya de grande, porque primero me recibí de profesora. A mis 27 comencé la carrera de Guía Profesional”.

Hoy tiene 46 años y recordó a sus docentes con cariño, “todos excelentes docentes como Javier Pedernera, Alicia Anzulovich, Andrés Arellano, que fueron los que nos indicaron el camino”.

La profesional se ha capacitado de manera continua a nivel provincial y nacional, y narró que fueron los primeros, hace 17 años, en comenzar con el Astroturismo en el Parque Astronómico.

“Siempre mi pasión por el turismo ha sido el camino, es una elección de vida donde la pasión y el amor son los motores”, reflexionó en este día que la conmemoración es internacional y el 31 de mayo se celebra a nivel nacional.

Por último, remarcó: “Lo que más me gusta de mi trabajo es que llega un turista y se va un amigo, a lo largo de todos mis años de carrera, aún mantengo a través de las redes sociales amistad con un montón de ellos, somos embajadores de nuestra tierra, amamos contar la idiosincrasia de nuestra Puntanidad a ese turista que cuando se va es un amigo que promete volver”.

“Ver cómo la gente se va contenta y amando nuestros lugares es la mejor sensación”

Jorge López inició sus estudios en Turismo a los 18 años, se recibió en la ULP, y comenzó a trabajar en las empresas locales y luego con varias de distintos puntos del país, con contingentes de 50 o 60 personas, “ahí fue cuando aprendí muchísimo más sobre el manejo de grupos, después descubrí mi pasión por el trekking, por el turismo aventura, arranqué en San Francisco, haciendo temporadas en el Salto Escondido, con una guía de sitio del lugar que hoy es mi mujer, después rendí en el Parque Nacional Sierra de las Quijadas, que es el lugar donde más me desempeño y el que más me impactó la primera vez que fui”.

Para concluir, describió que lo que más le gusta de su trabajo “es sentir que la gente se lleva algo más de lo que vino a buscar, cuando sentís que diste algo más de lo que la gente espera de tu profesión. Generar ese lazo entre el lugar visitado y el turista, ser ese intermediario es lo más increíble, la mejor sensación es ver que se van contentos y amando a un lugar”.

El eslabón entre la gente y el paisaje

El guía Pablo Jolivot destacó que, “en la cadena turística somos un eslabón importante entre la gente, el paisaje, el atractivo, el museo, porque más allá de observarlos, se les hace llegar la esencia y la historia de una forma que si no estuviera el guía no lo podrían apreciar”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: