Cosecha de aceitunas en Sol Puntano: una práctica artesanal que le da un salto de calidad a la producción local

“Tanto las aceitunas como el aceite de oliva extra virgen que obtenemos todos los años nos sorprende y nos hace inferir sobre el posicionamiento importante que puede tener San Luis en elaboraciones de alta calidad”, aseguró el jefe del subprograma Colonia Agrícola “Sol Puntano”, Alfredo Cartellone.

A lo largo de 30 a 40 días, la cosecha de aceitunas se estará llevando adelante en el predio agrícola -ubicado a 5 km de la ciudad capital-, donde los trabajadores y trabajadoras extraen la producción de los olivos de forma manual para luego destinarla a la generación de conservas y aceite de oliva.

“Comenzamos con la cosecha de la variedad manzanilla, una aceituna doble propósito que sirve para envasado (aceitunas verdes y aceitunas griegas) como así también para la obtención de aceite de oliva extra virgen. El grueso de la producción se deriva a una fábrica ubicada en Nogolí, donde nos hacen el servicio de elaboración de este aceite de primera calidad”, explicó Cartellone.

Sobre el proceso de la cosecha, detalló: “Las tareas son de una cosecha manual, con rastrillos, o en forma manual. Esta aceituna se va tirando al piso, sobre redes que colocamos para facilitar la recolección, después se le sacan las hojas, palitos o restos de la recolección, y solamente se manda la aceituna limpia a fábrica para que se realicen las distintas producciones”.

La semana próxima se continuará con la cosecha de la variedad changlot y así progresivamente con las diferentes variedades que aún no tienen el punto ideal de cosecha, como son la arbequina y arbosana.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: