Brindaron detalles sobre la normalización del Club Cultural Argentino de Buena Esperanza

La directora provincial de Constitución y Fiscalización de Personas Jurídicas, Florencia Rojo, detalló las disposiciones administrativas que se han adoptado en la entidad deportiva y que derivaron en la asamblea de elección de autoridades que se realizó la semana pasada.

Dada la situación de irregularidad institucional que el club viene atravesando desde el 2011, con tres fallidos llamados a asamblea para integrar la comisión directiva, es que se designó a fines de enero de 2022 a Abraham Glambuch como interventor normalizador. Su nombramiento fue realizado tras la propuesta de hinchas y socios.

En marzo presentó toda la documentación como parte de las competencias que atañen a su cargo de normalizador y efectúa el llamado a asamblea de elección de autoridades para el pasado 8 de abril. “Esta documentación se presentó ante la Dirección Provincial de Constitución y Fiscalización de Personas Jurídicas en cumplimiento de los requisitos que establece la normativa, y a mediados de marzo fue autorizado por esta entidad de Gobierno provincial para que se efectúe en la sede del club la asamblea”, precisó Rojo.

En cuanto a las impugnaciones que solicitaban la suspensión de la asamblea, esgrimidas por expresidentes, socios vitalicios, socios honorarios, miembros de comisiones directivas y subcomisiones y simpatizantes, las mismas fueron presentadas en la Dirección días antes a la asamblea, al respecto Rojo señaló que: “Tienen el curso legal acorde a cualquier proceso administrativo. Es decir ‘correr traslado’ a la parte interesada, que en este caso es el interventor normalizador designado. Esto tiene plazos administrativos establecidos por normativas y se les ha dado cumplimiento a los mismos”.

En relación a las manifestaciones realizadas por vecinos y afiliados sobre la exclusión de parte de la comunidad del club, Rojo respondió que “se realizó un reempadronamiento, que es facultad del normalizador cuando el mismo se encuentra con la ausencia de los libros obligatorios de la entidad”. Seguidamente aclaró que “el fin es que se inscriban nuevamente todas aquellas personas que voluntariamente quieran ser socios y participar de la vida del club como afiliados”.

Por último, informó que no se designó un veedor para la asamblea del 8 de abril porque en el legajo del Club Cultural Argentino no existe constancia alguna de una solicitud de este tipo. “La normativa para estos procedimientos establece que se puede solicitar a la Dirección cuando se llevan adelante este tipo de procesos en entidades sin fines de lucro, pero en el legajo del Club Cultural Argentino no hay ninguna solicitud de este tipo. Por ello la asamblea tuvo lugar”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: