Los consumidores y las empresas de Argentina tratan de resistir la inflación en plena Semana Santa

El mes pasado la inflación interanual se disparó más del 50 % en el país latinoamericano, provocando estragos económicos entre sus ciudadanos.

La inflación interanual en Argentina se disparó el mes pasado más del 50 %. Además de ser un evidente golpe para el consumo, también supone todo un desafío para los trabajadores del comercio, pues cada vez notan más la reducción en la demanda de productos. El corresponsal de RT Ignacio Jubilla ha sido testigo de cómo los estragos económicos afectan a los ciudadanos en esta época.

Esta Semana Santa llegó al mismo tiempo que el nuevo índice récord de inflación, un alza de precios que ya venía ahogando los bolsillos de los argentinos, y que, agravada ahora por el contexto internacional, complica aún más las tradiciones de estas fechas.

El pescado, que en algunos casos había registrado aumentos de casi el 70 % con respecto al año pasado, es también uno de los productos afectados estos días debido al paro de transportistas por la subida del precio del combustible. Cuando llegan a los mostradores los números espantan a los compradores.

«Es todo muy caro»
Argentina pierde la primera batalla de su «guerra» contra la inflación: en marzo fue del 6,7 %, la más alta de los últimos 20 años
Argentina pierde la primera batalla de su «guerra» contra la inflación: en marzo fue del 6,7 %, la más alta de los últimos 20 años
«Acá el pescado es buenísimo, muy fresco, la comida es ‘de diez’, pero es todo muy caro. No solamente acá sino en todos lados», declaró una mujer. Otro ciudadano aseguró que los precios de algunos productos son «inalcanzables” para él, por lo que tiene previsto celebrar la Pascua «con lo que se pueda».

Los vendedores aseguran que intentan mantener la clientela absorbiendo parte de los costos y haciendo promociones. «El caudal de clientes es el mismo, el tema [es] que baja el consumo», explicó un pescadero llamado Antonio. «Te vas dando cuenta de que el bolsillo está muy, muy ajustado», añadió.

Para consuelo de quienes quieren cumplir con el mandato religioso, la carne también se ha convertido en un alimento de lujo. Pero el más afectado quizás sea el protagonista de las pascuas, o al menos el elegido entre los niños: el huevo de chocolate.

Dependencia de materias primas
«Los riesgos del programa son altos»: El FMI muestra su preocupación por la «frágil» situación social y económica de Argentina
«Los riesgos del programa son altos»: El FMI muestra su preocupación por la «frágil» situación social y económica de Argentina
Jubilla visitó la fábrica de chocolate Arrufat, que funciona como una cooperativa desde 2009, cuando quebró. En ella se trabaja sin descanso para tratar de sacar el mayor provecho posible a una de las temporadas altas. Pero al golpe de la inflación interna se le suma la dependencia de materias primas cuyo precio internacional también se ha disparado.

Adrián, miembro de la cooperativa, señaló que varios de los productos que importan, por ejemplo, la manteca o el licor de cacao, están tasados en dólar, por lo que su precio se ha encarecido. «Nosotros compramos lo que podemos para seguir teniendo una fuente de trabajo», afirmó, detallando que su objetivo es mantener las ventas y seguir siendo competitivos ante los gigantes de la industria del chocolate.

Cuando los huevos de chocolate empiecen a retirarse de las estanterías y terminen de pagar los costos de producción, los cooperativistas podrán calcular si el esfuerzo alcanzó para pagar sus propios gastos en estas difíciles pascuas.

 

RT Actualidad

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: