Magnano en la ULP, elogió la infraestructura deportiva de San Luis: “Es un lugar de primer mundo”

El ex DT de la Selección Argentina de Básquet, que fue oro olímpico y hacedor de la Generación Dorada liderada por Ginóbili, lleva adelante un campus de entrenamiento para jóvenes de todo el país que se realiza en la Universidad de La Punta. Ponderó las instalaciones del “Arturo Rodríguez Jurado”, recordó sus enfrentamientos con GEPU y le dejó un mensaje a los jóvenes.

Rubén Magnano está en San Luis desde el jueves, acompañando y trabajando junto a su hijo Francisco en una capacitación nacional de básquet, que está orientada a jóvenes deportistas de todo el país y se desarrolla en centro de alto rendimiento deportivo que la provincia tiene en la Universidad de La Punta.

Elogioso de la infraestructura de San Luis, el entrenador cordobés recordó sus duelos con GEPU cuando era DT de Atenas de Córdoba, y puso su mirada en cómo alimentar los sueños de los niños en el deporte.

Magnano ganó como entrenador de la Selección Argentina mayor el Oro Olímpico en Atenas 2004, y es uno de los hacedores de la Generación Dorada de basquetbolistas albicelestes liderados por Emanuel Ginóbili, aunque él prefiere apenas definirse como “profesor de educación física”.

“Es un placer trabajar y acompañar a mi hijo en esto, él lleva la gestión, si bien hay un nombre propio que es el mío, me gusta participar, es como que me nutriera, los jóvenes te dan muchísima energía y por otro lado te la sacan, pero yo me voy muy contento y muy satisfecho de que esto esté funcionando”, comentó Rubén sobre el campus que comenzó el jueves y terminará este domingo en el “Arturo Rodríguez Jurado”, con la presencia de un centenar de jóvenes de todo el país, entre los cuales fueron becados diez sanluiseños.

Magnano, conocedor del mundo deportivo, no se guardó elogios para la infraestructura deportiva de San Luis, y opinó sobre el Campus instalado en la ULP: “Estamos hablando de un lugar de primer mundo, tiene la capacidad de ser una cosa muy dinámica; acá se entrena, se almuerza, se merienda, se cena, y tenemos a cien metros el hospedaje. Está todo muy focalizado, sin pérdida de tiempo, es ideal para encarar una preparación, de equipos que quieran realmente hacer una pretemporada; para los atletas propios de San Luis y para los de afuera también, con todo para que el atleta continúe formándose”.

Magnano se corre de su figura de entrenador determinante en la historia del básquet argentino, y sentencia: “Yo tengo un escalafón bien marcado, la importancia si hablamos de importancia es una conjunción, pero la materia prima son los jugadores, que son verdaderamente los que mueven la historia; vos les tirás una pelota y juntás tres o cuatro chicos que quieran jugar, y solos se cobran, solos aprenden, obviamente uno es como entrenador un acompañante, en un rol sumamente interesante”.

El DT de 67 años no duda: “El hecho docente no hay que perderlo nunca, el hecho docente te permite crear nuevos desafíos de aprendizaje, ampliar el campo de acción de cada uno de ellos que después lo usufructúa el equipo indudablemente, pero ese desafío alimenta la relación, la comunicación, el ambiente de confianza en el que se mueve uno en el equipo”.

Cuando el recuerdo lo puso en los duelos entre GEPU y su Atenas, indicó: “Fueron disputas muy interesantes de aquella época con GEPU y Atenas, momentos re interesantes del básquet, con un nivel muy interesante. El Ave Fénix presentaba un colorido extremadamente especial, la gente se aferró un poco a ese GEPU, la provincia lo tomó a ese GEPU, y nosotros veníamos como candidatos a San Luis a medirnos contra un rival que a la postre terminó siendo campeón de la Liga. Los recuerdos pasan por ahí, por grandes partidos disputados”.

Magnano dejó un mensaje para los niños y niños que buscan el alto rendimiento: “El mayor mensaje es con lo que he comenzado este campus hablando con ellos, es disfrutar aquella cultura del esfuerzo, la de alimentar los sueños, no quedarnos con soñar y tener propósitos que terminan en un recipiente sin base, el tema es cómo alimento los sueños, no confundirse de los éxitos inmediatos. Al éxito vas a subir por la escalera, no por el ascensor; es peldaño a peldaño, mejorando día a día, y sobre todo con una alta capacidad de disfrute de las cosas que hagan”.

El entrenador agradeció “a la Universidad de La Punta, que nos ha abierto las puertas para poder desarrollar esta actividad” en la provincia de San Luis.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: