El Hospital Central “Dr. Ramón Carrillo” cuenta con un resonador magnético tope en estándares internacionales

Se trata del modelo 3 Tesla, único en la región y el más grande a nivel mundial en capacidad de diagnóstico, permite un resultado eficaz y objetivo en estudios neurológicos, vasculares y cardiológicos, entre otros. Su tasa de uso supera los 20 procedimientos diarios.

Delicia Soria, ingeniera Biomédica y gerente de Procesos del nosocomio, contó que el centro asistencial trabaja su gestión mediante la metodología “Lean Heath Care” que busca alcanzar un trabajo organizado en la institución para lograr los más altos estándares de calidad y seguridad del paciente.

Refirió que bajo estos lineamientos buscan alcanzar medicina basada en la evidencia, que trata de tomar toda decisión médica fundada en pruebas de diagnóstico que permitan certificar con decisiones adecuadas ciertas patologías mediante la utilización de la alta tecnología como el resonador magnético con el que cuenta la institución.

“Este es un resonador 3 tesla y es el más grande que existe a nivel mundial en su capacidad diagnóstica y supera a cualquier otro equipo de su índole. Permite diagnosticar y tratar patologías sumamente complejas con resolución de alta calidad en las imágenes que provee”, aseguró Soria.

Detalló que este aparato no solo permite tener fácilmente el diagnóstico médico a los profesionales, si no también, abrir líneas de investigación porque supera la capacidad resolutiva de la imagen emitida.

La ingeniera aseguró que pueden ser utilizados también para resolver diagnósticos médicos de menor resolución, es decir, reemplazan en funcionamiento a los resonadores más pequeños, permitiendo hacer estudios más básicos o complejos utilizando su capacidad de campo magnético total.

El jefe del Servicio de Diagnóstico por Imágenes, Guillermo Ibarra, expresó que contar con este equipo “ha sido toda una innovación total en la región ya que su tecnología es de punta y eso nos ha llevado a un desafío en la parte médica porque viene con grandes prestaciones especialmente en la parte neurológica; mediante la neuroresonancia, estudios vasculares y cardíacos, y otras muy específicas que no la permiten hacer otros aparatos de menor campo”, explicó.

Mencionó que otra de sus ventajas tiene que ver con las mejoras en los tiempos de adquisición del diagnóstico, que están disponibles en aproximadamente un lapso de 15 minutos.

“El resonador avanzado al tener tanta capacidad, permite a comparación de otros inferiores, ser contundentes en la imagen y evitar las distorsiones como solía ocurrir en pacientes con prótesis o respiraciones y movimientos que tenía el paciente durante el estudio”, cerró Ibarra.

De esta manera, el aparato emplazado en el sector de Diagnóstico por Imagen del nosocomio, gracias a su certeza y dinamismo, les dará a los profesionales una alternativa que les permitirá avanzar en las estrategias de curación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: