Dos puntanos finalizaron el curso de Comandos Penitenciarios

Lo hicieron durante dos meses y formaron parte de los 13 efectivos que lograron finalizar el curso al que asistieron casi 60.

La capacitación contó con casi 60 aspirantes de todo el país, pero solo 13 lograron completar.

Simulacros de motines, prácticas de tiro, jornadas extensas con ejercicios de supervivencia en terrenos inhóspitos y más de dos meses lejos de su familia. Así pasaron sus días quienes tomaron el “Curso Básico Nacional de Operaciones Especiales – Comando Penitenciario”, una capacitación que contó con casi 60 aspirantes de todo el país pero que solo 13 lograron completar, entre ellos dos puntanos: el adjutor Jonatan Rodrigo Sosa Vázquez y el subayudante Enzo Nazareno Soria.

Sosa Vázquez y Soria pertenecen al Servicio Penitenciario de San Luis y entre el 2 de mayo y 30 de junio estuvieron bajo las órdenes de instructores de la Dirección de Operaciones Especiales (DOE) del Servicio Penitenciario Bonaerense. Lo primero que tuvieron que superar fue un periodo de adaptación tras pasar pruebas psicológicas, médicas y físicas.

Después vinieron las etapas de entrenamiento que incluyó no solo situaciones penitenciarias, sino también ejercicios de supervivencia y rescate en aguas frías, técnicas de tiro táctico y tiro nocturno; ejercicios de combate individual, simulacros de custodia y traslado de detenidos, situaciones extremas como por ejemplo motines, además de operaciones rurales, urbanas, policiales y penitenciarias.

“En la base del DOE trabajamos en una simulación de pabellón desde cero, resolviendo conflictos como motines. En San Luis no llegamos al punto de conflictividad que ellos viven y que vivieron pandemia. Pero la idea es justamente capacitarnos para que, si en algún momento tenemos una situación de esa magnitud, la podamos resolver con profesionalismo”, explicó Sosa Vázquez.

“Trabajamos sobre situaciones límite donde intervenimos cuando lo que se llama techo operacional no puede controlar la situación. Somos el brazo armado de la institución y tenemos que brindar seguridad. Sabemos que cada escenario es diferente, pero trabajamos con una progresividad en el uso de la fuerza agotando siempre todas las instancias previas de negociación con el objetivo de solucionar un conflicto que haya dentro de la institución”, señaló Soria.

El director del Servicio Penitenciario, Segundo Giménez, destacó la capacitación como uno de los ejes de gestión: “Consideramos que ha sido exitosa la decisión de que hayan tomado este curso que fue muy exigente. Fue una muy buena elección para poder contar a partir de ahora con dos comandos penitenciarios formados, recursos humanos que no teníamos”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: