Tras casi 30 años y con una marcada emoción, regresó el tren de pasajeros que une Retiro con Justo Daract

Pasadas las 16:50 de este martes, arribó la “Marcha Blanca”, la formación del tramo de la línea San Martín que reconectó a la Capital Federal con San Luis. El acto cargado de emoción y felicidad, fue seguido por una gran cantidad de vecinos que celebró el regreso del tren de pasajeros a la estación de Justo Daract. El gobernador, Alberto Rodríguez Saá, junto a autoridades locales; el ministro de Transporte, Alexis Guerrera y el presidente de Trenes Argentinos, Martín Marinucci, encabezaron este primer viaje.

Este servicio, que llena de felicidad a la población y proyecta una nueva alternativa para el transporte terrestre de gran parte del país, forma parte del Plan de Modernización del Transporte y conecta a través de más de 632 kilómetros de vía Buenos Aires con San Luis. A partir de los trabajos de readecuación realizados por Trenes Argentinos, entre Rufino y Justo Daract se suman paradas intermedias en las localidades cordobesas de Laboulaye, General Levalle y Vicuña Mackenna.

“¡Cuánta emoción!. ¡Cuánta emoción en la gente cuando va llegando el tren!. Cómo los pueblos salen a recibirlo, en familia, con alegría, con esperanza y otorgándole al tren un símbolo de soberanía, con banderas argentinas. ¡Qué emoción!. Y cuánto nos trae el tren. En la vinculación de la familia, de las personas, de la salud y en lo económico. Y esto que fue destruido, hoy vemos una clara señal de que lo vamos a reconstruir. Y quiero ser agradecido con el Gobierno nacional, con el señor ministro de Transporte, con Trenes Argentinos por esto que sucedió hoy. Llegar hasta Justo Daract, provincia de San Luis, llegar hasta Justo Daract, capital ferroviaria de la provincia de San Luis”, afirmó feliz el gobernador, Alberto Rodríguez Saá.

“Ya han dicho todo. Pero quiero contarle al ministro de Transporte y a Trenes Argentinos que han elegido bien a Justo Daract. Hace ya casi 100 años, en el año 1934, pasó por la Argentina el Príncipe de Gales. Iba de Buenos Aires hacia Santiago de Chile y lo hizo por tren, a bordo de un tren inglés. Y por supuesto pasó por Justo Daract. Al llegar a San Luis y había una enorme cantidad de gente por conocer a un personaje de la historia universal y con gran protagonismo en la época. Y llega a San Luis en uno de sus trenes ingleses, pero el tren no salía. Y no salía. Se demoró. Y cuando preguntaron por qué, el motivo fue que el jefe de Estación, de apellido Zalazar, que hoy debería ser un prócer, vio que la bandera inglesa estaba más alta que la Argentina. “El tren no sale porque la bandera inglesa está más alta que la nuestra”, dijo. Con la gran habilidad que tienen los piratas, el Príncipe reconoció que Zalazar tenía razón. “En realidad estamos en territorio argentino y debe poner más alta la Bandera Argentina”, expresó el Príncipe. Pero antes de retomar el viaje pidió conocer a Zalazar y lo felicitó por su patriotismo. Así somos los hombres de Justo Daract, así somos los puntanos. Por eso les digo que eligieron bien en venir a Justo Daract, una localidad que responderá siempre bien al tren. ¡Gracias por este día maravilloso!. ¡Gracias al presidente de la Nación y a todos los que trabajaron por este logro!. ¡Vivan los trenes argentinos, viva San Luis!. ¡Viva Justo Daract, Viva la Argentina!. ¡Las Malvinas son Argentinas!”, señaló emocionado el primer mandatario puntano.

La formación partió desde la Estación Retiro en la ciudad de Buenos Aires hace 15 horas, ofrece un servicio de primera categoría, pullman, camarote y comedor. Los viajes que tendrán frecuencias semanales, partirán los viernes a las 20:35 desde Buenos para regresar desde Justo Daract los domingos a las 17:40.

Alfredo Domínguez: “Nuestro pueblo nació con el ferrocarril, ¡¿cómo no vamos a estar felices?!”

“¡Qué feliz estamos en Justo Daract!. Nuestro pueblo nació con el ferrocarril hace más de 100 años, imaginen lo que significó el año 1993 para nosotros. Durísimo. Por eso hoy es como un día histórico, de renacimiento. En lo personal mi abuelo, mi padre y yo somos ferroviarios. En el ‘93 perdí mi puesto de trabajo, perdí mi puesto como conductor de locomotora. Fue como una nube negra. Pero hoy es un camino a futuro, un sol que ilumina nuestros ojos”, sostuvo el intendente de Justo Daract en el primer tramo de su mensaje.

“Hubo dos políticas de Estado. La del General Perón, allá por 1948 cuando con 150 millones de libras esterlinas compró los ferrocarriles, los nacionalizó y terminó con el dominio inglés después de 90 años. Luego la revolución del ‘55 que tuvo otra política de Estado, que llegó con el derrocamiento de Perón. A partir de allí la política de Estado estuvo dirigida a la destrucción del ferrocarril. No fueron los trabajadores, no fue el déficit que arrojaba. Era el interés de frenar a la Argentina lo que obligó su cierre. Eso ocurrió en el gobierno de Frondizi, cuando nosotros hicimos 42 días de paro. Salvamos el momento y seguimos adelante. Teníamos 35.000 kilómetros de vías productivas y desaparecieron 800 estaciones de trenes. Había 70.000 puestos de trabajo, hermanos ferroviarios. Pero nos quedamos sin trabajo. Aquí en Justo Daract éramos 800 obreros. ¡¿Cómo no nos vamos a sentir felices con este regreso?!”, reflexionó emocionado el jefe comunal y ex trabajador ferroviario.

“No es el tren bala lo que tenemos hoy aquí. Pero es el inicio de un gran trabajo porque hay un gobierno peronista que retoma el camino del general Perón. Ruego a Dios ilumine a nuestro pueblo, en unidad, en paz, con amor, para trabajar hacia el futuro. Hoy son todos jóvenes los obreros ferroviarios, como era yo hace 30 años. Junto a ellos, con políticas a mediano y largo plazo, lograremos tener los mejores ferrocarriles. Los abrazo desde lo más profundo de mi alma”, señaló emocionado Domínguez.

Martín Marinucci: “Debemos unirnos y no permitir que desaparezca el tren”

“Hoy es un día feliz. Los abrazo a todos. Esto lo podemos concretar gracias a 24.000 trabajadores de la familia ferroviaria. Así como ocurrió aquel ‘ferricidio’ que pasó en los ‘90 y más acá en la historia, cuando esta industria, que fue desarrollo y trabajo en la Argentina, fue desguazada. Pero nuestro presidente, primero cumpliendo con quienes nos votaron en 2019, y luego atendiendo una necesidad para nosotros, decidió extender las vías y nos marcó el camino para lograr que después de 30 años, llegue el tren a Justo Daract y otros tantos pueblos, pero no como algo aislado, sino con una planificación estratégica. Por eso como indica nuestro presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, los ferrocarriles no pueden ser más un plan de gobierno, sino una política de Estado de todos los argentinos y argentinas. Una política de Estado en la que todos los que estamos acá nos abracemos en la unidad nacional”, afirmó Marinucci.

“Nos tenemos que unir, gobierne quien gobierne, que no desconecte a nuestros pueblos, ni que permitan que desaparezcan porque no tuvieron más el tren. Debemos trabajar para aquellos que nacieron en sus pueblos, se desarrollen allí, en sus localidades, se queden en su pueblo porque el ferrocarril genera trabajo. Eso lo da el tren, que permite viajar y visitar a sus afectos. Logramos llegar a Rufino, hoy a Justo Daract y a Mendoza. Así como ya unimos 40 localidades de Argentina donde no llegaban los trenes, seguiremos trabajando con los funcionarios puntanos para que llegue hasta Villa Mercedes. Lo destruido en 80 años es difícil reconstruirlo en dos años. No es fácil, pero estamos colocando las vías para conectar a nuestra Argentina”, remarcó el funcionario de Trenes Argentinos.

Alexis Guerrera: “Que sea el comienzo que queremos los argentinos”

“Es una tarde feliz. Esto es un trabajo en conjunto que hacemos entre todos. Ojalá esta llegada a Justo Daract sea el símbolo y el comienzo de lo que queremos todos los argentinos. El tren nos revive y nos acerca. Tenemos que garantizar la continuidad del ferrocarril para todos los argentinos”, afirmó el ministro de Transporte de la Nación.

Así, en una tarde inolvidable, llena de nostalgia, emociones y la alegría por volver a ver y sentir al tren, los sanluiseños y especialmente los daractenses dejaron por fin atrás aquel triste 10 de marzo de 1993. Desde este martes solo hay esperanza e ilusiones de progreso y trabajo. El tren, esa máquina potente y sus vagones, volvió para siempre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: