Creen que el infarto que mató a un anciano fue a causa de un robo

El fiscal presume que el golpe que sufrió la víctima a manos del delincuente desencadenó el ataque cardíaco.
Domingo Alberto Calfuman Colipan falleció por un ataque cardíaco, confirmó la forense que examinó su cuerpo. Pero, a entender del fiscal instructor José Olguín, eso no significa necesariamente que la muerte del anciano no haya sido consecuencia directa del golpe que le propinó el o uno de los delincuentes que entraron a robarle a su casa del barrio San José de Villa Mercedes, la tarde noche del viernes. De hecho el funcionario está casi seguro de que fue el traumatismo que sufrió a manos del ladrón el que desencadenó la descompensación en su organismo que, en unos minutos, le generó el infarto que a la postre lo mató.

La autopsia, que hizo la médica Sandra Miatello el viernes a las 23, reveló que el hombre de 87 años murió producto de un «infarto miocardio», precisó Olguín. También estableció que el deceso ocurrió un rato antes del hallazgo del cuerpo, por lo que se dio entre las 18 y las 19 del viernes.

El único signo de violencia que dio cuenta la necropsia fue el golpe que le propinaron a Calfuman Colipan en la boca. Ese traumatismo, que muy probablemente haya sido a causa de una trompada, le cortó el labio superior. Ese corte, a su vez, le provocó una casi exagerada pérdida de sangre, que pudo estar vinculada a la diabetes que padecía la víctima, conjeturó el fiscal.

«Había perdido mucha sangre para el tipo de lesión que sufrió, que fue en un labio… Por eso creo el traumatismo, tal vez junto a la coagulación de la sangre que tiene una persona diabética, agravó la situación», explicó el letrado

Por ello, entre las próximas medidas que solicitará el representante del Ministerio Fiscal está la de una autopsia clínica. Según aclaró, este tipo de estudio no es hecho por los forenses que estuvieron a cargo de la anterior necropsia sino que es practicada por otros médicos, que se avocan al análisis del funcionamiento de los órganos de la persona.

«Todos morimos, al final, por un infarto, pero la determinación de por qué sucedió eso ya es mucho más profunda e involucra el análisis de los órganos», comentó Olguín, quien aclaró que su intención es ahondar.

Respecto al resto de las averiguaciones, el fiscal no quiso adelantar mucho sobre las tareas que llevan adelante, para no perjudicar la investigación.

No obstante señaló que, si bien revisan las filmaciones de las cámaras más cercanas a la casa de la víctima, lo es cierto es que en ese tramo de calle Esteban Agüero, entre Gazari y Milone, no hay videocámaras de vigilancia y tampoco en sus alrededores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: