El powerlifting se sumó a las mediciones del laboratorio de biomecánica

El grupo de deportistas de La Cueva del Vikingo, que clasificó al Nacional tras la actuación en el Regional, estrenó las plataformas de fuerza en la sala de evaluaciones físicas del “Arturo Rodríguez Jurado”.

El powerlifting es otro de los deportes que se sumó a las evaluaciones en el laboratorio de biomecánica del Campus de la Universidad de La Punta.

“Fueron mediciones muy positivas con el primer grupo de esta actividad deportiva que llegó al laboratorio. Pudimos usar las plataformas de fuerza y nuevo material de evaluación”, indicó el licenciado Damián Aimar, jefe del Subprograma de Evaluación, Detección y Proyección Deportiva del Campus.

El powerlifting o levantamiento de potencia es un deporte de fuerza: consiste en realizar tres ejercicios de levantamiento de peso, la sentadilla, el press de banca y el peso muerto.

Los deportistas que llegaron a la ULP pertenecen a La Cueva del Vikingo, un grupo que sumó seis primeros puestos en distintas categorías del reciente Regional de Levantamiento de Potencia que se realizó en San Juan y logró el pase al Argentino, a realizarse en noviembre, en Buenos Aires.

Aimar explicó: “Tomamos medidas antropométricas básicas de peso, talla, talla sentado y envergadura. En base a eso vimos los índices antropométricos que en ellos son súper importantes, porque por ejemplo quien tiene un índice relativo de miembros inferiores altos modifica la técnica de la sentadilla, porque tiene el centro de masa muy elevado”.

“Después, cuando hacemos envergadura relativa, que es la envergadura en relación a la altura, los sujetos que tienen envergadura positiva, es decir que son más anchos que largos, se adaptan mejor al peso muerto convencional. Por eso influyen los índices antropométricos de manera directa en la práctica del powerlifting”, sostuvo Damián.

A los atletas también se les tomó la presión manual con dinamómetro y luego hicieron valoraciones funcionales, desde dorsiflexión de tobillo, a movilidad de cadera, test de activación glútea, movilidad de hombros, test de estabilidad central y test de sentadilla de arranque, todo en la parte funcional.

El profesor del equipo de trabajo de la ULP indicó: “Después en la parte cinemática, los subimos a las plataformas de fuerza y en algunos evaluamos peso muerto con angulaciones específicas que pidió el profesor, por ejemplo la barra a 21 cm. que es la distancia del piso en la que tienen que despegar la barra. Y después sentadilla y también press de banca, para ver la fuerza máxima isométrica en posición específica cuando la barra llega a la altura del esternón, ya que ahí en competencia les cuentan dos segundos y luego empujan hacia arriba”.

Julián Suárez, referente de La Cueva del Vikingo, resaltó: “Fue un día súper especial para todos nosotros, que nos evalúen de esta manera lo tomamos como un logro. Nos preparamos para el Nacional y seguramente esto es un estímulo y un impulso”.

Julián agradeció a toda la ULP y en especial “a Damián que es un profesional excelente, nos explicó la importancia de cada evaluación y nos entregó detalles muy importantes que nos servirán en nuestra preparación”.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: