El Programa de Forestación y Parquización de Rutas plantó este martes más de 2900 árboles

Con el objetivo de preservar y conservar el patrimonio natural de San Luis y enmarcado en el Plan Forestal “Más árboles, más vida”, las tareas fueron sobre Ruta Provincial N°1 desde el ingreso al Dique Piscu Yaco hasta el ingreso a Merlo.

 

Una de las cosas que resaltan quienes visitan el norte puntano es la belleza de sus rutas y caminos. Gracias al entorno natural y la imponencia de las Sierras de los Comechingones, el ingreso a la provincia, por la Ruta Provincial N°1, suele ser escenario de postales. En busca de continuar embelleciendo esa vista y generar un impacto ambiental positivo, más de 150 trabajadoras y trabajadores pertenecientes al Plan de Inclusión Social, realizan tareas de forestación. “Esta es una tarea muy noble. Plantar árboles sobre rutas y autopistas con peaje”, dijo el jefe de Programa Forestación y Parquización de Rutas, Juan Ignacio Villegas. Además resaltó el trabajo que se viene realizando en toda la provincia, donde en tres meses, se colocaron más de treinta mil plantas.

Mientras colocaban los Álamos, de 2 años de vida, a la vera de la ruta, las trabajadoras y los trabajadores fueron evaluados por el certificador nacional de la Asociación Forestal Argentina (AFOA), Misael Bustos Inostroza. Villegas afirmó que: “Esto les dará un valor agregado muy grande a las tareas que realizan ellos y les dará la posibilidad de tener una nueva salida laboral. Buscamos que los trabajadores de inclusión puedan insertarse en el mercado laboral”, concluyó. Por su parte, Misael, destacó el trabajo en las plantaciones: “Se ha evolucionado de una manera formidable. Más allá de la virtud de plantar árboles sin fines económicos. Acá se planta para producir oxígeno, para producir belleza escénica, para pintar de verde las autopistas de San Luis y lo están haciendo con un profesionalismo tremendo.”

Trabajo en equipo

Mientras Silvia coloca el árbol en el hoyo cavado en la tierra, al que ya se le colocó abono, Soledad clava un tutor a centímetros de la planta y luego la ata con un cordón para que el viento no la quiebre. Las tareas parecen estar muy bien coordinadas y cada cual sabe lo que tienen que hacer. “Es muy grato ver toda esta plantación y el día de mañana pasear por acá con mis hijos y decir: ‘Ese árbol, esa planta la plantamos con nuestro grupo de trabajo’. Estoy muy agradecida”, expresó Soledad.

A lo lejos se ve uno de los camiones del equipo de riego. Jorge, lo maneja con cuidado y frena en cada uno de los árboles, su compañero, Jhonatan, mediante la manguera amarilla que está conectada al camión, le da a cada planta el agua que necesitan. “Estamos haciendo algo bueno para el medioambiente y para el turistas que por ahí, puede parar a disfrutar la sombra”, dice Jorge.

Cuidado y mantenimiento

Desde el Programa de Forestación y Parquización, se continuará con un plan de riego, cuidado y mantenimiento de los Álamos plantados, por un período de dos años. De este modo se busca generar las condiciones necesarias para que las plantas sobrevivan. Asimismo se invita a todas las personas que transiten la ruta, ayuden a cuidarlos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: